Castillo Bodrum - Viajes a TurquíaCASTILLO DE SAN PEDRO (Bodrum)

El Castillo de San Pedro de Halicarnaso es el principal monumento de Bodrum. Se trata de una fortaleza erigida en el siglo XV por los Caballeros Hospitalarios de San Juan de Jerusalén (conocida más tarde como la Orden de Malta) a la entrada de la bahía de Bodrum, que alberga entre sus muros el Museo de Arqueología Submarina, considerado por algunos expertos el mejor de su género.

El comienzo de la Orden religioso-militar de San Juan de Jerusalén se pierde en la leyenda y entre las vaguedades de las fuentes históricas. Desde principios del siglo XII los Caballeros de San Juan, junto con los Templarios, se convierten en los representantes de la ideología de las Cruzadas y combaten, espada en mano, contra sus rivales musulmanes en Oriente. Sin embargo a lo largo del siglo XIII, ante la renovada potencia árabe, van cayendo una tras otra, ciudades y plazas fuertes
A la pérdida definitiva de Jerusalén y de Ascalón (Israel) en 1247, seguirá la caída del famoso Krak de los Caballeros (Siria) en 1271 y la de Markat (Siria) en 1281. La última plaza fuerte fue San Juan de Acre (Israel), que finalmente caerá en el 1291. Los Caballeros de San Juan, diezmados y con su Gran Maestre Jean de Villiers gravemente herido, se trasladan a la isla Chipre -cedida por el rey Ricardo “Corazón de León”-, pero ante la hostilidad de su población rechazan la donación, pasando nuevamente a manos del rey inglés.

La ocasión de encontrar una nueva Sede que cumpla totalmente sus objetivos se presenta a principios del siglo XIV, cuando en 1309 los Caballeros Hospitalarios tomen la ciudad de Rodas y toda la isla, pasando a llamarse “Caballeros de Rodas”.
Poco a poco cayeron en sus manos las restantes islas del Dodecaneso, llegando a formar un auténtico estado territorial, cuya marina se encargaba de mantener libre de piratas musulmanes el Mediterráneo oriental.

Después de su instalación definitiva en Rodas, los Caballeros de San Juan, poderosos tanto política como militarmente, pretendieron establecer cabezas de puente en Asia Menor y en Oriente Próximo, y hacerse con la hegemonía de las rutas comerciales entre Oriente y Occidente. La feroz lucha entre caballeros cruzados y musulmanes continuó durante la segunda mitad del siglo XIV en el Mediterráneo Oriental y los Caballeros de Rodas toman parte, prácticamente en todas las operaciones militares.
En este marco hemos de situar, a principios del siglo XV, la presencia de los Caballeros Hospitalarios en la antigua Halicarnaso, en cuya península encuentran el sitio idóneo para levantar un castillo, al que denominan “Petronio” o “Petrumi” en honor del apóstol San Pedro. En el año 1420 los Caballeros iniciaron la construcción de un impresionante castillo sobre una pequeña fortaleza selyúcida y unos cimientos más antiguos. En su construcción emplearon a los mejores ingenieros militares de la época y materiales provenientes del cercano mausoleo. Sus muros fueron completados en 1437, aunque con los avances de la nueva ciencia de la artillería, los ingenieros consideraron conveniente añadir más muros y fosos, especialmente en el lado de acceso terrestre ya que, con su poderosa flota, los Caballeros Hospitalarios temían mucho menos un ataque por mar que por tierra. En su interior se dispusieron catorce cisternas de agua para garantizar la autosuficiencia en caso de sitio.

En el año 1523 cayó en manos de Solimán el Magnífico. El castillo quedo abandonado hasta el siglo XX, cuando la capilla fue transformada en mezquita, la torre del homenaje en prisión y se instaló un hammam (baños). Durante el asedio de 1915 los obuses de un buque francés derribaron el minarete y dañaron varias torres. Los italianos, después de la Primera Guerra Mundial, repararon la mayor parte de los destrozos causados durante su breve ocupación, aunque el lugar no fue realmente restaurado hasta la década de 1960, cuando se convirtió en Museo.

Los Caballeros Hospitalarios, tras ser expulsados de la isla de Rodas en 1522 por el sultán otomano Solimán I el Magnífico, no encontraron un lugar donde radicarse hasta 1530, año en que el Emperador Carlos V les cedio la isla de Malta, pasando a denominarse “Caballeros de la Orden de Malta”.

Llámanos
¡Y reserva tu viaje!
913 773 194